Rückkehr an den Arbeitsplatz

Los mejores consejos para trabajar sin estrés tras la vuelta de vacaciones

31 Octubre 2022

Volver al trabajo después de una pausa nunca es fácil, pero, si te has ausentado por un tiempo, volver a coger el ritmo puede llegar a ser un verdadero reto. Pensar en los correos electrónicos que te esperan, en los proyectos que necesitan avanzar y en las presiones laborales en general puede ser desalentador y provocar un aumento de estrés y ansiedad. Es posible que sufras síntomas como dolores de cabeza, problemas digestivos, dificultad para concentrarte, falta de sueño e irritabilidad. Por suerte, estas sensaciones no suelen durar mucho, pero exige un tiempo hasta volver a acostumbrarte gradualmente a la rutina diaria del trabajo.

Afortunadamente, puedes tomar algunas sencillas medidas para combatir la ansiedad y el estrés, permitiéndote mejorar en tu bienestar general. Aquí tienes algunos consejos para controlar la ansiedad causada por el trabajo tras la vuelta de vacaciones.

Duerme y relájate

Trabajar tras el regreso de vacaciones puede ser un auténtico shock para el organismo. Tómate tu tiempo y trabaja gradualmente para volver a tu rutina diaria, y asegúrate de que estás durmiendo bien y mucho. Evita pasar drásticamente de tu ritmo de sueño de vacaciones al horario de trabajo. En su lugar, levántate y acuéstate antes de manera constante. Una vez que hayas vuelto al trabajo, es importante que dediques tiempo a tu rutina diaria para relajarte, es decir, tus aficiones y las actividades que te apasionan.

Organízate

Para limitar la ansiedad que provoca la vuelta al trabajo después de las vacaciones, dedica unos días a estar en casa antes de reanudar la vida laboral. Esto te dará tiempo para organizarte en casa y gestionar tu vuelta al trabajo de forma tranquila y eficaz. Por ejemplo, intenta organizar tu horario de trabajo con antelación para limita la sobrecarga de reuniones o tareas complicadas.

Puede que pienses que te has vuelto a aclimatar a tu horario de trabajo tras una semana, pero, como regla general, recuerda mantener unos hábitos de trabajo saludables. Con demasiada frecuencia, caemos en el error de descuidar los descansos y almorzamos en la oficina en un esfuerzo por ponernos al día tras el regreso de vacaciones. Sin embargo, es importante recordar que es necesario desconectar, aunque sea momentáneamente. No solo ganarás en claridad, sino que tendrás una mejor perspectiva de tus tareas laborales.

Mantente activo

Disfrutes o no con la actividad física, el movimiento a lo largo de un día de trabajo es fundamental. La movilidad del día a día ayuda a disminuir los niveles de estrés para poder dormir mejor. Mantenerse activo, sea cual sea la actividad, es una forma estupenda de liberar endorfinas y de proporcionarte una sensación de relajación y felicidad.

Conciénciate

Rápidamente, el viaje de nuestra vida puede convertirse en un recuerdo lejano. Una buena manera de combatir la tristeza de la vuelta al trabajo es revivir los buenos momentos y compartir fotos y recuerdos de las vacaciones con la familia y los amigos. mantén los momentos especiales claros en tu mente y haz que sean un recordatorio constante. Guarda tus fotos favoritas de vacaciones en tu salvapantallas.

Combate los pensamientos negativos que solo contribuirán al estrés de la vuelta al trabajo. Reduce el estrés basándote en la atención plena y en la meditación, y anotando tus objetivos o propósitos para las próximas semanas o incluso meses. Otra buena forma de combatir la ansiedad por el trabajo tras volver de vacaciones es empezar a planificar tu próximo viaje para centrarte en el futuro.

Bebe y come bien

Si tu dieta se compone recientemente de comida basura, exceso de picoteo o bebidas azucaradas, deberás reajustarla comiendo mucha fruta y verdura, bebiendo mucha agua y evitando picar entre comidas. Es posible que tengas una cierta abstinencia de alimentos ricos, así que asegúrate de planificar tus comidas para que sean sanas y abundantes como parte de una dieta equilibrada. Incluye algún tipo de proteína a lo largo del día que te ayude a evitar los antojos poco saludables. Mantenerte hidratado siempre es importante, pero puede ser especialmente necesario después de unas calurosas vacaciones. Nunca subestimes los efectos positivos de estar suficientemente hidratado, como el aumento de energía y la claridad mental.

Dormir lo suficiente, organizarse bien, mantener las relaciones sociales y disfrutar de las aficiones contribuyen a nuestro bienestar mental y emocional, y nos ayudan a vivir nuestro día a día con positividad, reduciendo el estrés y la ansiedad.

Related articles

¿Cómo reducir el estrés en el trabajo tras la vuelta de vacaciones?

¿Ir al trabajo tras la vuelta de vacaciones? Algunos consejos útiles para gestionar el estrés y la ansiedad al volver al trabajo tras las vacaciones.